• Percatarse de la verdad nos cura de nuestras mentiras.
    Claudio Naranjo

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Síguenos en:

Llámanos al: 952 21 57 02 / 675 422 249

LAMAR, APOYO EMOCIONAL EN CRISIS

Desde Lamar, hemos querido contribuir a dar Apoyo Emocional en estos momento de crisis,

a tod@s aquellas personas que lo necesiten, por lo que ponemos a disposición,

grupo de apoyo de psicólogos y terapeutas Gestalt.

apoyoemocionalencrisis10

 

Continuar leyendo
545 Hits
0 Comentarios

3ª Semana de aislamiento

 

Angel blog 1000

 

 

3° SEMANA DE AISLAMIENTO

 


La incertidumbre hace mella en nosotros. Es real, lo obvio. El miedo, se hace presente, imposible no pensar en el futuro, ni para los más puros Gestáltistas. Ninguno sabemos que pasará.

 

¿ Teorías? Todas las que busquemos la vamos a encontrar. 
La calma y el cuidado se hacen necesarios, mantenernos con una actitud activa de observar y actuar en lo que podemos, dentro de nuestras posibilidades. 

Me asomo a la información, a la situación social y política, y me asusta lo que veo y leo, ¿ como no? . La desunión de los políticos, y lo que esto crea en la sociedad, es muy preocupante. 

La des- unión, alentada por el miedo y la precariedad que hay en algunos lugares, están siendo utilizadas como arma arrojadiza de esta descarnada lucha de poder de algunos. 
Es repugnante   jugar con lo que pasa. 
El gobierno, está haciendo lo que puede.

"Capitanes a posteriori" no ayudan en estos momentos. La crispación y los ataques destructivos, tampoco. 

Está ocurriendo una segunda pandemia provocada por el miedo, la ira y el odio, de insensatos y personas sin escrúpulos, que desde su inconsciencia, están atemorizando a la sociedad, creando esta no- unión, y alarma, ahora, que más que nunca, necesitamos calma y responsabilidad.

 

"Los daños del coronavirus son inmensos, desproporcionados incluso a lo que en sí debería representar un virus. Ha sacudido todos los cimientos. Hay un gran deseo de salir de este pozo en la sociedad pero también incertidumbre e impaciencia"
Cuidaros mucho!

 

#mequedoencasa  #juntoslovamosaconseguir  
#concienciaycalma

Angel D. Saavedra Valdayo.

Psicoterapeuta Gestalt. Psicólogo General Sanitario.

Director de Lamar y presidente de la AETG. (Asociación Española de Terapia Gestalt)

Continuar leyendo
498 Hits
0 Comentarios

2º Semana de Aislamiento

Angel blog 10002ª Semana de Aislamiento.

Segunda semana  en aislamiento. Aún sigo sin ver la televisión, aunque la información llega por numeriosos canales. Observo como la división interna se hace presente. Movimientos de personas que tratan de ponerle humor a lo que estamos viviendo banalizando cualquier situación y sacando su parte humorística, casi clown de lo que ocurre. Movimientos sociales, algunos a favor y otros en contra, de las medidas que se están adoptando en esta crisis. Solidaridad, voluntarios, donaciones, apoyo a la sanidad, etc. 

El miedo se hace presente dividiendo. Los estados de ansiedad están apareciendo en muechas personas que acusan una falta de unidad interna, provocada por el miedo.

la información y la desinformación, la verdad y la mentira, gente exaltadas en las redes sociales anunciando el Apocalipsis, otros la oportunidad de cambio, otros con la crítica exacerbada ante los gobiernos. Otros con la aceptación sin filtro alguno. El cansancio empieza hacer mella y la rutina se hace tediosa, o faltan horas del día para hacer tantas cosas y llevar el teletrabajo. Los niños asediados con tareas del colegío, que más bien calma a sus profesores. Dramas vividos en 25 m2 o en 100, conflictos internos que saltan a lo externo. Dificultades que empiezan a parecer, nuevos términos, nuevas siglas como COVID19, ERTE, y otros vocablos nada tranquilizadores.

Una división interna provocada por estos estados separados, esas polaridades. El debate interno entre confiar, todo irá bien, o algo malo va a pasar. Aumenta el número de personas conocidas que fallecen. Un palacio de hielo, es habilitado como morgue. Los pacientes mueren solos, informan a sus familiares que lo hicieron sin dolor; no verán sus cenizas hasta dentro de otros 15 días.

Dramas de familias que están separadas por el aislamiento en diferentes casas y ciudades. El miedo acecha.

La división interna, se hace palpable en lo externo.

Movimientos de solidaridad a raudales, también de mezquindad, de no pensar en el colectivo sino en sus propios oblingos. El miedo sigue acechando.

Nuestro núcleo del SER, está rodeado por una capa de vulnerabilidad y otra, más externa de protección. Esta capa se esta debilitando por un virus que se llama Coronavirus.

Esta capa de protección la creamos a muy temprana edad para protegernos de los daños externos, de lo doloroso, y evitar que nos hicieran daño. Intenta que no síntamos daño o dolor. Pero esta situación, está atacando directamente nuestras defensas. En un primer momento, nuestro organismo responde desviando la energía a través de la acción, con numerosas actividades, como hemos visto, con los pensamientos, el drama, la comida, el sexo, el ejercicio (como la televisión) u otras que nos procuren un poco de anestesia ante el dolor o preocupación excesivas.

Dice Krishnananda que "una de las formas mas comunes de protegernos es adoptando um rol, una imagen propia", un carácter o personalidad.

Es la que empieza a salir a flote ahora, con fuerza. Cada persona esta haciendo un afrontamiento del miedo como mejor puede y con las herramientas que tiene a mano.

Desde la negación, la ignorancia, pasar por encima, desde la lucha, la contrafobia, la actividad, el drama, la preocupación, la astucia, la perspicacia, la desconfianza, el ponerse por encima, la prepotencia, etc... y la protección llama a protección. Una capa reactiva choca con otra capa reactiva, provocando desencuentros.

Debajo de esta capa, esta la capa del medio, que es una capa de Vulnerabilidad. Una zona temida por nosotros, ya que es el hogar de nuestro niño que fué herido y asustado. Esta vulnerabilidad mezclada con la desconfianza que estamos viviendo, produce miedo.

Nuestra confianza, por lo general fué muy dañada. No tuvimos modelos que nos transmitieron un apego seguro, y vivimos bajo la desprotección, o el temor a ser dañados y sobretodo, de no ser cuidados como esperábamos. Esto, esta llevando a muchas personas a estados regresivos, levantando la desconfianza o el miedo a sufrir abusos por parte de la autoridad, o no tenidos en cuenta en su dolor o temor.

En otros, la rebelión se pone de manifiesto y lo vemos día a día, gente saltándose las normas de confinamiento enfrentándose a las autoridades, contra la ley, contra el "padre", con quien no pudo hacerlo en su momento.

Una vulnerabilidad, que necesita de confianza para poder salir a la superficie. Esta confianza la estamos buscando fuera , como nó. Y esperamos en gran medida que nos la den nuestros gobernantes y, la sociedad en si. Y es ahí donde pienso que tenemos que ser conscientes: la sociedad la formamos nosotros mismos.

Quiero decir, que la confianza la tenemos que buscar en nosotros mismos.

Una vez mas, no podemos esperar que nos venga de fuera.

Ya venimos heridos, porque una vez fuimos separados, o no nos dieron la confianza y el amor que necesitamos.

Ahora estamos en una situación, donde el miedo esta provocando una separación interna. Confiamos o desconfiamos. Permanecemos en calma o nos alarmamos. Una polaridad que nos lleva a topar con la polaridad de la muerte y la vida

Esta es la gran polaridad que se esta poniendo de manifiesto en estos momentos. Ya empezamos a conocer a gente cercana que se esta muriendo por la pandemia de COVID19. Surge el miedo a que nuestro sistema sanitario no pueda sostener y cuidar de nosotros y de los nuesros, si enfermamos. Todo este miedo provocado por esta polaridad, hace que nuestro sistema interno este dividido.

Y es momento de UNIDAD. Hacia este objetivo tenemos que dirigir nuestros esfuerzos.

Nos toca poner la atención en esta capa media, dejar paso a la vulnerabilidad. Debajo está nuestra energía vital. Nuestra creatividad, nuestra fuerza, nuestra energía sexual, feliz, y sobretodo nuestra energía amorosa.

Precisamente, si podemos atravesarla, nos va a permitir llegar al núcleo interno de nuestro ser. Donde podemos encontrar la calma, la compasión, la salidad cretiva, la confianza y el no dejarnos arrasar por el miedo. Creo que ahí podemos entrar en contacto con la energía vital, la entrega y confianza en el no hacer (neorótico).

Es momento de poder compartirnos en esta capa media de vulnerabilidad, y que el miedo no produzca esta separación interna, que no solo nos separa de nosotros mismos, sino que tambiñen nos separa de los demás.

La vida y la muerte, andan de la mano por las calles de nuestras ciudades.

No sólo ahora porque estemos en esta situación, lo hacen siempre. Podemos pensar que en el fondo son la misma cosa, dos caras de la misma moneda.

Esto disminuiría el miedo. Pero no es fácil. El  miedo puede hacer que una u otra ganen la partida. No existen soluciones mágicas. La división es un estado provocado por el miedo, y una salida consciente pasa por ir hacia la unidad de nuestro sistema interno, a través del amor y la compasión hacia nosotros mismos.

Puede ser un buen momento para practicar una mirada sin juicio, sin separación y compasiva. Esto implica dejar al descuvierto todo el material reprimido que nos hace sentirnos vulnerables, y nos permitirá tomar nuestra energía para afrontar esta difícil situación.

Poder darnos espacio y aceptación, nos lleva a sentirnos unidos internamente.

Con Todo mi Cariño

Ángel D. Saavedra Valdayo

Psicoterapeuta Gestalt y Psicologo Sanitario

 

 

Continuar leyendo
488 Hits
0 Comentarios

1º Semana de Aislamiento

1º Semana de Aislamiento

1ª SEMANA DE AISLAMIENTO

 

SE CUMPLE LA PRIMERA SEMANA EN AISLAMEINTO y como en los retiros de meditación, entramos en otra fase. He observado esta primera semana que la mente se ha agitado y los primeros días, los pasé entre la agitación de hacer cosas y la excitación por algo nuevo. Como hemos visto una gran avalancha de actividades, de ideas, de ayudas, las redes muy activas, todo el mundo quería hacer algo por la comunidad, para ayudar a sus vecinos, clases de yoga, de pintura, de baile, caceroladas, tocar las palmas, manualidades, etc. Para tapar algo que la mente teme, que es el vacío. Un vacío que en muchos casos asusta y nos pone en contacto con algo mas profundo, que tratamos de evitar en el día a día.

 Ya estamos viendo los primeros síntomas de esta semana de aislamiento forzoso. Al ser forzoso, es muy diferente a cuando uno decide irse a un retiro de aislamiento por elección propia. Y tenemos que tenerla en cuenta.

 Hay tristeza, inquietud, mayor nivel de ansiedad,empieza a generarse incertidumbre, mas alarma, hasta los escépticos, dudan de su escepticismo y le ven las orejas al lobo.

 Un lobo que viene en forma de virus, de coronavirus. Algo que no vemos ni palmamos a simple vista, pero que indudablemente ha provocado un cambio en nosotros a nivel individual, social y mundial.

 Pienso que el estado de bienestar del que hemos disfrutado, ya nunca será igual. Y ojala que sea así, esto significará que estamos aprendiendo algo de esta crisis en la que el mundo esta inmersa.

 Hasta ahora no habíamos conseguido parar el aplastante sistema patriarcal, capitalista y consumista que arrastraba a la humanidad. Este virus, ha conseguido pararlo en seco: ¡¡Boom!! ¡¡Stop!!

 Escucho a personas que piensan que esto será un paréntesis y que todo volverá a ser lo mismo cuando remita el contagio y la enfermedad, o demos con la vacuna.

 ¿Será igual? El primer día que nos digan podéis salir a la calle, ¿será igual que antes del viernes 13 de marzo? Lo dudo. Algo habrá cambiado en cada uno de nosotros. Estamos viviendo una situación que nunca antes vivimos, por lo menos los comprendidos en una franja de edad de 0 a 60 años.

 Y no es que piense de manera catastrofista, me siento con los pies en la tierra mas que nunca. Es una situación donde nos enfrentamos a nosotros mismos, desde la máxima vulnerabilidad. Nuestroscientíficos y sanitarios ,están dando lo mejor de si, pero esta claro que la ciencia no es infalible, y una mutación de un virus ha provocado el colapso mundial.

 No dudo que ESTO TAMBIÉN PASARA, y me uno a todos los mensajes de apoyo y sostén para los que están en primera línea, (y en todas las demás) tratando de parar y tomar remedio a dicha pandemia. Es momento de arrimar el hombro, no crear malas energías tras la crítica o el juicio. Cada uno desde nuestro lugar, tenemos que confiar en nuestra guía interna, aún mas, cuando la información que nos llega, ni es toda la que se sabe, ni se sabe todo lo que pasa. La información cambia por momento. En mi familia, hemos decidido no ver la televisión. Esto nos esta dando un estar diferente, que a veces compruebo cuando hablamos con otras personas y notamos su nivel de alarma y crispación. Pero esto tampoco es garante de nada, cada uno lo esta haciendo como puede, y algunos necesitan están en contacto con la información continuamente.

También esto es diferente en esta pandemia. Estamos pudiendo disfrutar y servirnos, de la comunicación a través de numerosos medios, que están favoreciendo no solo la información, sino hacer comunidad.

 Bendita COMUNIDAD.

 Nuestra vida ha cambiado en una semana, como nunca antes lo había hecho. El mundo está en un proceso de AUTORREGULACIÓN, algo que los gestáltistas conocemos bien y en lo que confiamos.

NO PERDAMOS LA FE en dicha regulación organísmica, tanto para el planeta, como para nosotros mismos. Mi máxima admiración, para todas las personas que han seguido con sus trabajos, desde nuestros queridos profesionales de la salud, como de alimentación, transportistas, gasolineras, servicios públicos, gobernantes, personal de limpieza, maestros, etc., ya que están permitiendo que dentro de este estado de sitio, la vida siga.

 Nuestro mundo ha pasado por experiencias traumáticas a lo largo de la historia, en numerosas ocasiones. En nuestro ADN lotenemos grabado, está en el inconciente colectivo, que pasó por el miedo a salir de las cavernas y ser devorados por animales salvajes, los grandes éxodos en busca de alimento y agua. Las grandes guerras, las pandemias como la peste, el sarampión, la gripe,las hambrunas, cataclismos naturales como terremotos o erupciones volcánicas, los periodos de post-­‐ guerras. Todo esto estáen nosotros, y de todas hemos salido y aprendido algo.

 Confío de que esta también vamos a salir, y ojala, lo hagamos reforzados.

 Ahora nos esperan días distintos.Iremos haciendo aguas, uno un día y otro el siguiente. Esto será normal, lo importante será mantener la mente lúcida, clara, en calma, observando que todo esto nos está impactando a nivel emocional, y que no tenemos registro de esta experiencia en nuestro consciente. Los estados de ansiedad y depresión están al acecho. Hay que saber lidiar con ellos. Nuestros hijos menores y los padres, los mayores, son colectivos mas vulnerables, de los que nos toca cuidar y atenderlos, para protegerlos de la mejor forma.

  •  La actividad cotidiana, normalizar nuestro día a día, es una muy buena estrategia, para que la mente se calme. Dale algo con lo que entretenerse, si el vacío se hace muy penoso.
  •  Sal al balcón o a la ventana, mira a otras personas. Los humanos somos seres sociales, y nos calmamos al ver a los demás.
  •  Mantén una mínima actividad física, y aliméntate bien, lo necesario, no mas.
  •  Da gracias a la vida, a la que tenemos, a pesar de todo esto que ocurre, tenemos casa, luz y agua, comida, medios para comunicarnos y estar conectados.
  •  Crea una sonrisa interior, aunque por fuera estés triste o abatida, confía que ya la humanidad ha pasado por situaciones peores a esta, diferentes.
  •  Date cuenta que no estas solo, sola.
  •  Tómate un tiempo cada día para estar en contacto contigo, con tu respiración, ensilencio. No hace falta que sepas meditar, solo párate, ponte un poco de música agradable o en silencio. Colócate una mano en tu pecho, y otra en tu barriga, cierra los ojos y respira profundamente.
  • Cualquier pensamiento que tu mente cree, obsérvalo. No te pelees con el, ni trates que se vaya. No es mas que un pensamiento. Solo eso. No te creas y no te confundas, TÚ no solo eres esos pensamientos. Eres mucho más, eres la persona que toma conciencia de ellos, que se dá cuenta que son pensamientos.
  • Camina descalzo/a durante un tiempo al día, conecta con la tierra.
  • Observa como se está limpiando la atmósfera, está mas limpia, los ríos, los mares. La contaminación esta bajando. El planeta esta sanando.
  • Observa el dolor, de igual forma que la alegría.

 

•    Toma conciencia quevendrán días dolorosos, de pérdidas, de personas que quizás tengan que partir. Envíales luz, a los que se van y a los que se quedan, que incluso, no podrán despedirse de ellos.

  • Únete internamente a ti. Todas tus partes tienen cabida en ti. Estados de alegría, de enfado, de tristeza, de desesperación, de vida, todos ellos forman parte de ti. Y necesitamos estar unidos. Primero con nosotros mismos y luego con los demás. Acéptalos, son parte de ti. Y ninguno es mejor que otro. Todos son parte y tehan acompañado en diferentes momentos de tu vida.
  • La unión yarmonía de nuestro sistema interno, provoca una mayor vibración interior, a un mejor funcionamiento y ayuda a todo nuestro sistema( también al inmunitario) a aumentar nuestras defensas. 
  • Desarrolla tu bondad, esta crece cuando nos volvemos compasivos con los demás, y aceptamos y queremos al otro, tal y como es. Así crece la compasión por nosotros.

 Son sólo algunas recomendaciones que a mi me hacen bien, por eso las comparto. En cualquier caso, recuerda que TU ERES TU GUÍA.

 Entramos en la segunda semana de aislamiento, necesario, para que podamos parar la pandemia. Pasaremos por nuevos y diferentes estados, TODO PASARA, sé consciente de no querer agarrarte a ninguno. Estamos viendo que TODO ES IMPERMANENTE, práctica el NO APEGO.

 Hoy mas que nunca toman sentido las palabras mis maestros como Fritz Perls (creador de la terapia Gestalt) ,

  • VIVE AHORA, preocúpate del presente mas que del pasado o del futuro.
  •  VIVE AQUÍ, relaciónate mas con lo presente que con lo ausente.

y Claudio Naranjo,

 

  • ACEPTA SER COMO ERES.

 Con todo mi cariño,

 Angel D. Saavedra Valdayo.

Psicoterapeuta Gestalt. Psicólogo Sanitario.

Continuar leyendo
502 Hits
0 Comentarios

Colaboramos con

 

colaboramos 1